CONTACTA CON NOSOTROS

¿Tienes alguna duda acerca de alguna de nuestras secciones? ¿Sugerencias, ideas, quejas?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Tu opinión nos importa. 


Madrid
España

Un portal dedicado al terror en sus múltiples facetas. Literatura, cine, series, antropología, videojuegos... El mundo del terror a tus pies con sólo un clik.

Noticias

Hallan en Italia la tumba de una bruja quemada en la hoguera

Nocturnis

El yacimiento de San Calocero, en la región italiana de la Liguria, ha ofrecido a los arqueólogos del Instituto de Arqueología del Vaticano un hallazgo tan insólito como inquietante. Según ha publicado el director de las excavaciones, el doctor Philippe Pergola, en el curso de las excavaciones, los investigadores encontraron una pequeña tumba cubierta por grandes losas de piedra. En su interior había un esqueleto, datado de forma provisional entre los siglos X y XIV, con restos de haber sido sometido a la ación del fuego antes de ser enterrado. El esqueleto perteneció a una mujer joven, de no más de dieciocho años, que probablemente murió calcinada en una hoguera. Las condiciones de la muerte y el hecho de que su tumba hubiera sido sellada con enormes losas de piedra llevó a los arqueólogos a una contundente conclusión: estaban ante la tumba de una bruja.

El hallazgo de esta tumba no es n fenómeno aislado. En septiembre de 2014, muy cerca del punto donde se ha descubierto la tumba de esta joven, se halló un enterramiento semejante, con más indicios aún de albergar el cuerpo de una joven condenada a muerte tras una acusación de brujería. Esta primera bruja era más joven, de no más de quince años, y había sido enterrada con el rostro hacia el suelo, una costumbre ancestral de inhumar a los acusados de hechicería y evitar que éstos abandonaran sus tumbas. 

Aunque parece que ambas "brujas" vivieron en periodos distintos, lo que hace imposible relacionarlas, los análisis médicos de sus huesos han revelado pautas comunes entre ambas. Las dos presentaban malformaciones ligadas habitualmente a la malnutrición y la falta de consumo de verduras y frutas. El arqueólogo Stefano Roascio ha afirmado que probablemente ambas jóvenes presentaran un aspecto pálido y demacrado, que bien pudo haber sido una de las causas de la animadversión de sus vecinos y el inicio de su desgraciado final. El análisis del ADN de los huesos de la segunda "bruja" permitirá precisar en qué momento murió y si es cierto o no que entre ambas no existe ningún lazo familiar, lo cual añadiría nuevos datos a su historia. 

La costumbre de enterrar con grandes precauciones a todos aquellos sospechosos de haber practicado en vida la brujería data desde los tiempos más antiguos. Además de enterrar sus cuerpos boca abajo y cubrir sus tumbas con grandes losas para impedir que salieran al exterior en caso de resucitar, se empleaban métodos más drásticos, como clavar sus tobillos con enormes clavos de hierro, encadenarlos con argollas o desmembrar sus cuerpos y enterrar las partes en zonas alejadas. Es evidente que en la Antigüedad y la Edad Media el miedo a las brujas era mucho más que un simple cuento para niños.