CONTACTA CON NOSOTROS

¿Tienes alguna duda acerca de alguna de nuestras secciones? ¿Sugerencias, ideas, quejas?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Tu opinión nos importa. 


Madrid
España

Un portal dedicado al terror en sus múltiples facetas. Literatura, cine, series, antropología, videojuegos... El mundo del terror a tus pies con sólo un clik.

Noticias

Japón aplica la censura a las imágenes más violentas de "Until Down"

Nocturnis

untildown

"Until Down" ha sido uno de los juegos cuya puesta en venta ha generado más expectativas este verano. Lanzado para la plataforma Play Station 4, este juego aprovecha las posibilidades gráficas de la videoconsola de última generación para sumergir al jugador en un universo de horror. Sin duda, estamos ante uno de los juegos de terror más realistas y envolventes de cuantos existen en el mercado, características que los aficionados al género sabrán apreciar en su justa medida. "Until Down" cuenta la historia de un grupo de amigos que regresan al lugar perdido en las montañas en el que dos jóvenes hermanas fueron brutalmente asesinadas un año atrás. Muy pronto, el grupo descubre que hay alguien más con ellos; alguien cuyo único objetivo es acabar con la vida de todos ellos. El objetivo del juego es, como no podía ser de otra manera, conseguir sobrevivir con el mayor número posible de personajes a los frecuentes ataques del asesino que ha decidido masacrarlos a todos.  

A pesar de que en un juego de estas características la violencia es, y debe ser, un componente esencial, en Japón han decidido recortar de forma disimulada las dosis de sangre y vísceras que aparecen en pantalla. Las severas leyes niponas respecto a la violencia en juegos y películas ha obligado a aplicar la censura a este juego, algo que la distribuidora trató de que pasara desapercibido para evitar un descenso en las ventas. Sin embargo, el canal Censored Gaming, especializado en este tipo de cortes de censura, no ha tardado en darse cuenta de las diferencias entre el juego comercializado en Japón y el vendido en Occidente, haciendo pública la noticia. No es la primera vez que algo así ocurre en Japón, donde muchos otros juegos de fuerte componente violento han sufrido modificaciones para cumplir con las estrictas leyes del país.