CONTACTA CON NOSOTROS

¿Tienes alguna duda acerca de alguna de nuestras secciones? ¿Sugerencias, ideas, quejas?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Tu opinión nos importa. 


Madrid
España

Un portal dedicado al terror en sus múltiples facetas. Literatura, cine, series, antropología, videojuegos... El mundo del terror a tus pies con sólo un clik.

La audiencia de "The Walking Dead" comienza a descender

Noticias

La audiencia de "The Walking Dead" comienza a descender

Nocturnis

walking dead temporada siete

Cuando comenzó la séptima temporada de "The Walking Dead", más de diecisiete millones de personas permanecieron atentos a sus pantallas para conocer quién o quiénes eran las víctimas que caían bajo los golpes de Negan. Pocas veces en la historia de la televisión una temporada había terminado dejando a los espectadores con una sensación mayor de desazón y nervios como cuando terminó la sexta de "The Walking Dead", y esas sensaciones se convirtieron en una espectacular cuota de pantalla el día del estreno. Negan dio rienda suelta a Lucille, y muchos aplaudieron entusiasmados ante uno de los episodios más esperados de los últimos años. Sin embargo, otros muchos no sólo no aplaudieron, sino que apagaron la televisión enfurecidos. Y muchos de ellos no la volvieron a encender la semana siguiente. ¿Qué ha ocurrido con la audiencia de "The Walking Dead"?   

Si el primer episodio de la séptima temporada consiguió diecisiete millones de espectadores, el segundo episodio sufrió una caída del veinticinco por ciento, no llegando a los doce millones y medio. El impacto fue brutal, pero muchos lo atribuyeron a que, saciada la curiosidad de ver a quién mataba Negan con su bate de baseball, simplemente perdieron interés. Las alarmas comenzaron a sonar cuando en el tercer episodio la audiencia continuó bajando, llegando sólo hasta algo menos de doce millones. Una tendencia que se ha mantenido en los episodios cuarto y quinto, que sólo ha logrado una audiencia de once millones de espectadores, la peor cifra de "The Walking Dead" desde el año 2013. 

¿A qué se ha debido esta caída en picado? Los analistas y comentaristas de diversos medios se han lanzado a buscar una causa para esta bajada de audiencia para una serie que se había mantenido con índices notables en las pasadas temporadas, llegando a conclusiones muy diversas.

negan walking dead

En primer lugar, hay quien opina que la violencia desatada en el primer episodio de esta séptima temporada ha llegado a niveles tan brutales que muchos espectadores, asqueados, han decidido dejar de ver la serie. Una conclusión que, desde nuestro punto de vista, no se sostiene, habida cuenta de la brutal forma de morir que experimentaron algunos personas en pasadas temporadas. Basta pensar en la muerte de Noah, despedazado por los caminantes sin que las cámaras nos ahorraran un detalle de su sufrimiento. Estas muertes, sin embargo, no conllevaron una caída en la audiencia, por lo que se pude descartar que los espectadores hayan castigado a la serie por la violencia de Negan.

 Para muchos, el juego del cliffhanger al que han jugado los guionistas de "The Walking Dead" desde hace tiempo se ha pasado de la raya en esta última ocasión. La gente, sencillamente, se ha cansado de estos golpes de efecto que te mantienen en vilo durante meses. 

Es probable, desde nuestro punto de vista, que la explicación más sencilla sea la más adecuada. Los espectadores, sencillamente, se han aburrido de lo que les ofrece "The Walking Dead". Una estructura evidente en la que toda la tensión se concentra en el primer y el último episodio, mientras el resto de la temporada es lenta y carente de estímulos, ha acabado por cansar a los seguidores menos fieles. 

De continuar la tendencia a la baja, los productores de "The Walking Dead" tendrán un serio problema entre manos, pues, aunque once millones de espectadores sigue siendo una cifra respetable, es más que probable que los ejecutivos de la cadena comiencen a ponerse nerviosos al ver las cifras descendentes. Con la séptima temporada ya rodada por completo, les queda a los guionistas poco margen de maniobra a corto plazo, teniendo que centrarse en lograr que la octava, cuya renovación ya se ha firmado, sea algo novedoso y espectacular que al menos mantenga pegados a la televisión a los once millones de seguidores que siguen siendo fieles al producto. De lo contrario, podríamos encontrarnos con una realidad que se ha dado ya en varias ocasiones en el mundo de la televisión: si queremos conocer el final de la historia, habrá que buscarlo en los cómics.