CONTACTA CON NOSOTROS

¿Tienes alguna duda acerca de alguna de nuestras secciones? ¿Sugerencias, ideas, quejas?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Tu opinión nos importa. 


Madrid
España

Un portal dedicado al terror en sus múltiples facetas. Literatura, cine, series, antropología, videojuegos... El mundo del terror a tus pies con sólo un clik.

Contenidos

Reseñas de libros, películas, videojuegos y series de terror. Artículos de historia, antropología y arqueología del miedo y el terror.

Claudia

Nocturnis

Claudia es uno de los protagonistas de "Entrevista con el el vampiro", la primera novela de la célebre saga "Crónicas Vampíricas", en la que la autora norteamericana Anne Rice narra la historia de un grupo de vampiros de diferentes épocas y sus diversas maneras de afrontar la condena de la inmortalidad.

Claudia es una niña de clase baja nacida en los suburbios de la Nueva Orleans de finales del siglo XVIII. Cuando la epidemia de peste cae sobre la ciudad, la madre de Claudia enferma y muere, dejando a la niña sola e indefensa. La pequeña pasa varios días junto al cadáver, sin saber qué hacer ni dónde acudir. Cuando ella misma está a punto de morir presa del hambre y la enfermedad, recibe la visita de dos vampiros, Louis y Lestat. Louis es un vampiro recién nacido a las sombras que se niega a alimentarse de seres humanos debido al sufrimiento moral que le causa el arrebatar vidas humanas. Como medio para burlarse de él, Lestat toma a la pequeña Claudia y la pone en brazos de su compañero, tentándole para que se alimente de ella bajo la excusa de que la niña ya está prácticamente muerta. Louis, incapaz de resistirse y torturado por el hambre y el deseo, muerde el cuello de la niña y comienza a beber su sangre. En el momento en el que la niña está a punto de morir, Lestat se la arrebata de los brazos, se abre una herida en su muñeca y deja que Claudia beba de su sangre, convirtiéndola de inmediato en una pequeña vampiresa. De poco sirven las protestas de Louis, escandalizado ante la idea de hacer inmortal a una niña tan pequeña. Lestat, encantado ante su nueva travesura, decide llevar con ellos a Claudia y convertirla en su nueva acólita.

Claudia comienza así su vida en las sombras. La niña se muestra muy pronto como una aventajada alumna de las crueles enseñanzas de Lestat. Disfruta matando y bebiendo la sangre de sus víctimas. Disfruta jugando con ellas y torturándolas con sus formas infantiles. Durante años, Claudia y Lestat se convierten en una pareja de cazadores implacables, mientras Louis sigue sumido en sus dudas existenciales.

Sin embargo, Claudia va madurando en su interior. La experiencia de los años la convierten en una mujer, con sus dudas y miedos. Una mujer atrapada en el cuerpo de una niña. Claudia entiende que nunca podrá disfrutar de las formas de un cuerpo adulto, y se desespera encerrada en su cuerpo infantil. Mira a las mortales y las envidia profundamente. La inmortalidad que Lestat le había entregado como un don acaba convirtiéndose en una condena.

Es en este momento cuando Claudia se rebela contra sus creadores. Louis, atormentado por su parte de culpa, hace ver a la niña que todo fue responsabilidad de Lestat, por lo que es éste el que carga con el odio de Claudia. Lestat, harto de reproches, se distancia de ellos. La niña, sin embargo, desarrolla una fuerte necesidad de venganza contra su creador. Fingiendo una reconciliación, Claudia ofrece a Lestat la vida de dos hermanos gemelos a los que previamente había envenenado con ajenjo. Al beber esta sangre envenenada, Lestat cae presa de una súbita debilidad, lo que es aprovechado por Claudia para abrirle de un tajo la garganta. Ayudada por Louis, Claudia arroja el cuerpo de Lestat en los pantanos de las afueras de Nueva Orleans.

Louis y Claudia, libres de su creador, se preparan para partir de viaje a Europa, un continente en el que esperan encontrar respuestas a los interrogantes que les atormentan. Sin embargo, la noche de la partida, un Lestat famélico recién emergido de los pantanos se presenta en la casa para vengarse de ellos. Antes de que Lestat acabe con ellos, Claudia y Louis consiguen arrojarle una lámpara de aceite que abrasa su cuerpo. La niña y su acompañante se embarcan hacia Europa a toda prisa, creyendo haber acabado con Lestat de forma definitiva.

claudia

Viajando como padre e hija, Claudia y Louis viajan por el este de Europa, encontrando en su camino a algunos vampiros que no pueden ofrecerles respuesta alguna. Finalmente, recalan en París, donde se disponen a pasar una larga temporada. Es en esta ciudad donde Claudia y Louis comienzan un distanciamiento que se acelera con la aparición de Armand, el jefe de los vampiros de París. Armand y Louis quedan fascinados el uno por el otro, mientras Claudia entabla relación con una mortal, Madelaine, una mujer cuya hija había muerto años antes y que había consagrado su vida a la construcción de muñecas. Deseosa de compartir la eternidad con Madelaine, Claudia convence a Louis para que le entregue a ésta el don de la inmortalidad. En el momento en el que la transformación de la mujer está a punto de culminar, los vampiros de París irrumpen en la casa y capturan a Louis, Claudia y Madelaine. Les acusan del peor crimen que pude cometer un vampiro: asesinar a uno de sus semejantes. Sin que ellos lo supieran, Lestat había conseguido sobrevivir y les había seguido hasta París, acusándoles del crimen ante la asamblea de vampiros de la ciudad. Louis es condenado a ser emparedado en un ataúd para que la sed de sangre le consuma. Claudia y Madelaine reciben una sentencia más inmediata: ambas son expuestas al sol del amanecer y mueren abrasadas.

Tras su muerte, Claudia sólo aparecerá en las "Crónicas Vampíricas" bien en forma de fantasma que atormenta a Lestat y a Louis, los culpables de su creación y de su muerte, bien mediante menciones de otros personajes. En "Armand, el vampiro", el propio Armand reconoce que la muerte de Claudia se produjo tras un experimento fallido para tratar de dotarla de un cuerpo adulto. En "La Reina de los Condenados", Jessica Reeves encuentra el diario de la niña y lo lee con auténtica devoción, sin aportar nada al conocimiento que ya teníamos sobre el personaje.

Pese a su breve paso por la saga de Anne Rice, Claudia es uno de los personajes que ha marcado con más fuerza a los lectores. Ha sido objeto de mucha atención por parte de los fans, como demuestra la cantidad de fanfics y fanarts que pueden encontrarse en la red y que tienen a Claudia como protagonista. 

La interpretación que Kirsten Dunst hizo de Claudia en la adaptación cinematográfica de la novela tuvo tal fama que hoy resulta difícil imaginar al personaje con otro rostro que no sea el de esta actriz de niña. Aunque Dunst hizo sin duda un excelente papel, la novela afirma que Claudia tenía seis años en el momento de su transformación, mientras que la actriz contaba con doce en el momento de hacer la película.