CONTACTA CON NOSOTROS

¿Tienes alguna duda acerca de alguna de nuestras secciones? ¿Sugerencias, ideas, quejas?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Tu opinión nos importa. 


Madrid
España

Un portal dedicado al terror en sus múltiples facetas. Literatura, cine, series, antropología, videojuegos... El mundo del terror a tus pies con sólo un clik.

Contenidos

Reseñas de libros, películas, videojuegos y series de terror. Artículos de historia, antropología y arqueología del miedo y el terror.

Revival, de Stephen King

Nocturnis

SINOPSIS DE REVIVAL

Cuando el pequeño Jaimie Morton conoce al reverendo Charles Jacobs queda de inmediato fascinado por la personalidad del joven religioso. Con el paso del tiempo, el vínculo entre ambos se va estrechando, hasta que tras una tragedia familiar, el reverendo Jacobs se ve obligado a abandonar el pueblo. Décadas después, un Jaimie Morton adulto, destrozado por el consumo de drogas, se reencuentra con su viejo amigo, que ha abandonado el sacerdocio y se ha convertido en un predicador obsesionado con el poder curativo de la electricidad. Tras trabajar con él una temporada, Jaimie logra reconducir su vida, ignorando que Charles Jacobs tiene grandes planes para él. 

CRÍTICA DE REVIVAL

“Revival” es un ejemplo perfecto de lo que Stephen King ha escrito en los últimos años. Una novela bien escrita, con personajes profundos e interesantes a través de cuyos ojos podemos descubrir la América profunda de las décadas de los sesenta, los setenta y los ochenta. Una historia que sería diga de las mejores páginas de la literatura en lengua inglesa… que se echa a perder por la obsesión del autor por permanecer en el género del terror.

En efecto, en “Revival”, los elementos sobrenaturales sobran por completo. Son un añadido que no sólo no aporta nada, sino que resulta un lastre en el desarrollo de la historia. Si uno pudiera leer esta novela ahorrándose las últimas cincuenta páginas, se encontraría con una hermosa narración capaz de transportarnos a los mejores años de nuestra niñez y nuestra juventud. La inocencia de los primeros años, los ojos nuevos y fascinados con los que se contempla el mundo, la pertenencia a una familia que se antoja perfecta; después, la llegada de la adolescencia, con sus descubrimientos, frustraciones y miedos; la madurez, con sus errores, el descubrimiento del auténtico dolor y la sensación de pérdida; y la edad adulta, con la amargura que le corresponde, acompañada de la serenidad de quien ha vivido mucho y sabe relativizar lo bueno y lo malo. En “Revival” podemos vivir este proceso de la mano de su protagonista. Stephen King logra una vez más hacer un dibujo perfecto de lo que fue la América de los años setenta y ochenta, la América que él mismo vivió en primera persona y que con tanta maestría ha retratado en sus novelas. 

Si en “Revival” King se hubiera limitado a llevarnos de la mano por esa América del pasado, el resultado habría sido una novela que poco o nada tendría que envidiar a las páginas de autores como Philip Roth, considerados por todos como representantes de la más alta literatura contemporánea. Stephen King sabe escribir con una maestría envidiable, pero está tan sumergido en su propio papel de autor de terror, un papel que ha ejercido durante toda su vida y que le ha proporcionado fama y fortuna, que, sea por decisión propia, sea por incapacidad real, cae en la tentación de estropear una buena novela añadiendo elementos sobrenaturales innecesarios.

La consecuencia es que el final de la novela es un auténtico despropósito. La aparición repentina de una entidad primigenia y poderosa que reina en un supuesto mundo paralelo al que acuden nuestras almas después de la muerte resulta chocante, grotesca, irritante. Esta criatura surge en las últimas páginas como si Stephen King tuviera la necesidad de justificar de alguna manera su tan cacareado título de “maestro del terror”. ¿El maestro del terror escribiendo una novela sin fantasmas, sin demonios, sin monstruos? Tranquilos, el monstruo aparece al final. Un monstruo innecesario, superficial, al que se derrota con un simple disparo de revolver, pero un monstruo al fin y al cabo. Un error por parte de King que convierte lo que podría haber sido una gran novela en un mediocre híbrido que no convencerá a nadie salvo a los fanáticos incondicionales del autor.

Por si esto fuera poco, a la derrota del monstruo le sigue una serie de catastróficas consecuencias que acaban con la vida de varios de los seres queridos del protagonista. El monstruo es capaz de matar, incluso en la distancia, incluso después de haber sido derrotado. Un añadido interesante, si no fuera porque ya lo vimos en “Duma Key” desarrollado de una forma casi idéntica. Stephen King cae en uno de sus vicios más señalados en sus últimas novelas: el de copiarse a si mismo.

En conclusión, “Revival” es una novela que debe leerse sin demasiadas pretensiones. Ni estamos ante el Stephen King magistral que renuncia al terror de “Dolores Claiborne”, ni estamos ante el maestro del terror y la fantasía que nos deleitó con “It” o “El Resplandor”. “Revival” es una mezcla de ambos que resulta entretenida, brillante en algunas de sus partes, pero que decepciona al final y que desde luego no aporta nada a la trayectoria de este prolífico escritor.