CONTACTA CON NOSOTROS

¿Tienes alguna duda acerca de alguna de nuestras secciones? ¿Sugerencias, ideas, quejas?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Tu opinión nos importa. 


Madrid
España

Un portal dedicado al terror en sus múltiples facetas. Literatura, cine, series, antropología, videojuegos... El mundo del terror a tus pies con sólo un clik.

Contenidos

Reseñas de libros, películas, videojuegos y series de terror. Artículos de historia, antropología y arqueología del miedo y el terror.

Nick Andros

Nocturnis

Nick Andros es uno de los personajes protagonistas de la novela de terror “Apocalipsis”, publicada por Stephen King en el año 1978 y reeditada en los noventa en forma de versión extendida. Nick es un chico sordomudo de veintidós años, originario de un pequeño pueblo de Nebraska. Para muchos, este personaje es uno de los mejor construidos por King a lo largo de su carrera, especialmente dada la circunstancia de su imposibilidad para hablar y la dificultad que conlleva para el escritor el plasmar las formas en la que éste interactúa con otros personajes

Antes de nacer Nick, y estando su madre ya embarazada de él, sus padres, unos humildes granjeros de Nebraska, sufrieron un accidente de tráfico en el que su padre falleció. La infancia de Nick estuvo marcada por la lucha de su madre para evitar que los bancos les quitaran la granja en la que vivían, algo que finalmente acaba por suceder siendo el chico aún pequeño. La madre de Nick fallece al poco tiempo, atropellada por un coche, dejando al niño solo en el mundo y condenado a pasar su infancia y adolescencia en un orfanato.

A pesar de los esfuerzos de su madre para que Nick no sufriera carencias educativas, la incapacidad del niño para oír y hablar limitaron su proceso de aprendizaje, de modo que al llegar al orfanato apenas sabía leer ni escribir. Este hecho ocasionó que Nick fuera objeto de burlas y ataques por parte del resto de los niños del orfanato. Gracias a un educador sordomudo, Rudy Sparkman, Nick logró salir de su carácter hosco y desconfiado, aprendiendo a leer y escribir de forma correcta. 

Nick pasó toda su infancia y adolescencia en el orfanato sin que ninguna familia se interesara en su adopción, y, cuando la institución quebró, escapó para evitar tener que marcharse con una familia de acogida. De este modo, Nick se convirtió en una vagabundo que deambuló por el país, haciendo trabajos esporádicos y tratando de obtener el título de secundaria mediante cursos por correspondencia. Tras uno de estos trabajos, en las afueras del pueblo de Shoyo, en Arkansas, es atacado por un grupo de matones, que, después de robarle todo el dinero, le dejan medio muerto en la carretera. Nick se despertó en la cama de una celda, a la que el shérif del lugar, John Baker, le había llevado para que se recuperara. Tras contar su historia al shérif, Nick consigue que éste detenga a sus agresores, ganándose su confianza y logrando que éste, repentinamente enfermo, le nombre su ayudante provisional, con el mandato de cuidar de los presos en la comisaría.

Es en este momento cuando se desata en Shoyo la epidemia de la llamada “suprgripe”, que acaba con la vida del shérif Baker, su esposa y el resto de los habitantes de Shoyo. Ante esta situación, Nick decide liberar a uno de los prisioneros que quedaba vivo en las celdas de la comisaría, después de que sus dos compañeros murieran víctimas de la enfermedad. Cuando Nick está a punto de abandonar el pueblo de Shoyo uno de sus atacantes, gravemente enfermo por la supergripe, trata de matarlo, logrando herirle gravemente en un ojo. Pese a las heridas, Nick consigue recuperarse y abandonar el pueblo a los pocos días. 

Nick comienza a tener unos extraños sueños en los que aparecen dos personajes, una anciana negra que le invita a unirse a ella en Hemingford Home, Nebraska, y un hombre oscuro. Nick, sin otro plan mejor, decide dirigirse a Hemingford Home para averiguar qué hay detrás de los misteriosos sueños. En el camino se encuentra con Tom Cullen, un hombre con problemas de desarrollo mental que se ha quedado solo tras la muerte de toda su familia, y decide llevarlo con él. Más adelante conoce a Julie Lawry, una joven inestable que, aunque consigue seducir a Nick en un primer momento, trata de sembrar la discordia entre él y Tom, por lo que Nick la abofetea, haciendo que ésta trate de asesinarlos. Finalmente, en el camino hacia Hemingford Home son recogidos por Ralph Brentner en su camioneta. Juntos forman el primer grupo que se encuentra con la madre Abigail, la mujer negra con la que todos habían estado soñando. Nick se gana de inmediato la confianza de la anciana, que demuestra un gran cariño y una confianza sin límites hacia el joven sordomudo.

Cuando el grupo se traslada a Boulder y comienza a construir la llamada Zona Libre, Nick es elegido junto con parte de sus compañeros para formar parte del comité de gobierno que debe tomar las primeras decisiones para administrar el lugar. Nick se convierte de inmediato en uno de los dirigentes más respetados de la Zona Libre.

La muerte de Nick es uno de los momentos más épicos de toda la novela. Cuando está a punto de estallar la bomba preparada por Harold Lauder para acabar con el comité por orden de Randall Flagg, Nick recibe un mensaje telepático de la madre Abigail, que le advierte de que hay una amenaza oculta en el armario. Nick corre para tratar de evitar el peligro, pero cuando descubre que no hay tiempo para deshacerse de la bomba, trata de que su cuerpo reciba el mayor daño posible para salvar al resto, muriendo en el mismo instante en el que Harold hace estallar la bomba.

Tras su muerte, Nick sigue presente en los sueños de su amigo Tom Cullen, que recibe de éste instrucciones de cómo actuar para sobrevivir en la arriesgada misión que el comité le encarga. En los sueños de Tom, Nick puede hablar y oír a su amigo. Es gracias a las advertencias oníricas de Nick que Tom logra encontrar a Stu Redman cuando éste está a punto de morir debido a la alta fiebre. 

En la versión para la televisión de "Apocalipsis", Nick Andros fue interpretado por el actor Rob Lowe, que firmó una brillante actuación al hacer del joven sordomudo.