CONTACTA CON NOSOTROS

¿Tienes alguna duda acerca de alguna de nuestras secciones? ¿Sugerencias, ideas, quejas?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Tu opinión nos importa. 


Madrid
España

Un portal dedicado al terror en sus múltiples facetas. Literatura, cine, series, antropología, videojuegos... El mundo del terror a tus pies con sólo un clik.

Contenidos

Reseñas de libros, películas, videojuegos y series de terror. Artículos de historia, antropología y arqueología del miedo y el terror.

Naturaleza muerta, de Douglas Preston y Lincoln Child

Nocturnis

naturaleza muerta

SINOPSIS DE NATURALEZA MUERTA

Medicine Creek, un pequeño pueblo en lo más profundo de Kansas, es sacudido por un espantoso crimen. Una mujer aparece muerta en medio de un maizal, brutalmente mutilada y rodeada de lo que parece un extraño ritual compuesto por cuervos, flechas y mazorcas de maíz. Mientras las autoridades locales tratan de desentrañar el misterio, el agente Aloysius Pendergast llega a Medicine Creek dispuesto a desentrañar el misterio. Para ello, se hace con los servicios de la joven Corrie Swanson, una adolescente inadaptada que sueña con escapar de la atmósfera opresiva de Medicine Creek. Aunque el pueblo parece una apacible y mediocre localidad estadounidense, en él se ocultan misterios que pueden desafiar incluso mentes privilegiadas como la del agente Pendergast.

CRÍTICA DE NATURALEZA MUERTA

“Naturaleza Muerta” es la primera ocasión que tenemos de ver al agente Pendergast fuera de la ciudad de Nueva York. Un hombre que parece hecho a la medida de la Gran Manzana, elegante, acostumbrado a las comodidades de su apartamento de lujo, que sólo come en los mejores restaurantes y bebe los mejores vinos, se encuentra en medio de la Kansas rural, un mundo de maíz, sol y polvo, lejos de cualquier núcleo urbano importante. Sin embargo, Pendergast, como no podía ser de otra manera, está a la altura de las circunstancias. Consigue adaptar el modesto alojamiento del pueblo a sus excéntricos gustos. No renuncia a su ropa negra hecha a medida a pesar del calor sofocante. Pendergast se mueve en el medio rural con la misma solvencia y elegancia con la que lo hace en el medio urbano de Nueva York. Y lo hace de forma convincente, consiguiendo que el lector que ya había caído rendido ante el agente del FBI en las novelas anteriores, le admire más incluso.

A pesar de que Pendergast es el protagonista indiscutible de “Naturaleza Muerta”, el gran hallazgo de esta novela, ese algo que la hace inolvidable, es el personaje de Corrie Swanson. Una joven adolescente inadaptada, obligada por fruto del azar a vivir en un pueblo al que ella odia y que no acepta sus peculiaridades. Corrie es como una trozo de carbón en la nieve. Sus gustos musicales, su indumentaria extravagante, sus inquietudes culturales, la hacen destacar sobre el resto de los vecinos de Medicine Creek. Su encuentro con Pendergast y los primeros pasos en su relación son uno de los elementos más interesantes de la novela, pues vemos cómo esta adolescente acostumbrada a que el resto de seres humanos la decepcionen profundamente, conoce al fin a alguien capaz de despertar su interés y ganarse su respeto. Pendergast, a su vez, va notando como su coraza va cayendo ante el ímpetu de esta joven fascinante. Cuando al fin ambos tienen que despedirse y Corrie abraza con ternura al agente, éste no tiene más remedio que renunciar a su flema habitual y corresponder al abrazo con ternura, un gesto que pocas veces hemos podido ver en el agente del FBI. 

Junto con Corrie y el propio Pendergast, la gran protagonista de la novela es la localidad de Medicine Creek. No resulta habitual en las novelas de Preston y Child encontrar una ambientación rural, ya que la mayor parte de sus tramas tienen lugar en entornos urbanos, con especial predilección por la ciudad de Nueva York. Medicine Creek y sus habitantes son retratados de forma magistral. El lector puede sentir la atmósfera opresora y decadente de un pueblo que basa su economía en el maíz y que ve cómo su modo de vida se marchita año tras año. Medicine Creek es una localidad que va muriendo lentamente, un representante de los entornos rurales americanos que languidecen hasta morir por falta de población. Los maizales infinitos resultan un paisaje sobrecogedor, claustrofóbico, un marco idóneo para que el asesino cometa sus crímenes de forma impune.

Uno de los elementos negativos que encontramos en “Naturaleza Muerta” es el uso excesivo de las peculiares habilidades de recreación mental de las que hace uso Pendergast para resolver los crímenes. Gracias a ellas, Pendergast consigue averiguar el modo en el que, un siglo antes, un grupo de guerreros indios masacró a unos mercenarios blancos en las inmediaciones del pueblo de Medicine Creek, huyendo después sin dejar rastro. Este procedimiento, mezcla de meditación oriental y ciencia, es utilizado por primera vez en “Los asesinatos de Manhattan”, y vuelve a ser empleado por el agente para encontrar las claves que le conducen al asesino de Medicine Creek. Por mucho que los autores tratan de disfrazar la técnica con explicaciones antropológicas y científicas, esta habilidad de Pendergast resulta un recurso forzado, un conejo sacado de la chistera que resta credibilidad a la trama.

“Naturaleza Muerta” es, en opinión de muchos, una de las mejores novelas de Pendergast, tanto por el peculiar marco geográfico en el que se desarrolla, como por el especial carácter del asesino. Desde nuestro punto de vista, el mejor elemento que introduce esta novela, elemento que por desgracia no va a ser utilizado con frecuencia por Preston y Child, es el personaje de Corrie Swanson, una protagonista que está a la altura de la genialidad de Pendergast.    

AMAZON