CONTACTA CON NOSOTROS

¿Tienes alguna duda acerca de alguna de nuestras secciones? ¿Sugerencias, ideas, quejas?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Tu opinión nos importa. 


Madrid
España

Un portal dedicado al terror en sus múltiples facetas. Literatura, cine, series, antropología, videojuegos... El mundo del terror a tus pies con sólo un clik.

Contenidos

Reseñas de libros, películas, videojuegos y series de terror. Artículos de historia, antropología y arqueología del miedo y el terror.

Panteón, de Carlos Sisi

Nocturnis

carlos sisi

SINOPSIS DE PANTEÓN

La Tierra ha explotado hace decenas de miles de años. La humanidad se ha salvado de la destrucción y ha conseguido colonizar nuevos planetas gracias a los avances tecnológicos desarrollados en La Colonia, una estación espacial habitada por mentes privilegiadas que se encarga de mantener el equilibrio entre los diversos grupos humanos que se disputan el universo conocido. En un minúsculo planeta, alejado de todas las rutas comerciales, dos chatarreros espaciales, Ferdinand y Melhereux, recogen los valiosos restos de una batalla cuando son atacados por una fuerza invasora. Los dos amigos buscan refugio bajo tierra en un lugar que resulta ser una gigantesca construcción con una tecnología que les resulta totalmente desconocida. Mientras tanto, en La Colonia, la controladora Maralda Tardes recibe la orden de investigar qué está ocurriendo en el pequeño planeta, y parte en una misión de incógnito. Los tres personajes se encuentran atrapados en medio de una batalla por controlar lo que parece ser un arma definitiva, ansiada por el despiadado ejército de los sarlab. Sin embargo, lo que parecía ser un arma es en realidad una fuerza vital ancestral capaz de destruir todo el universo.   

CRITICA DE PANTEÓN

Con “Panteón”, Carlos Sisi se consagró como una de las grandes voces en el campo de la ciencia ficción española, logrando dar el salto desde el género del terror en el que ya había triunfado con la saga de “Los Caminantes”. Ya en sus novelas de zombis, este autor había demostrado que, a diferencia de una gran cantidad de autores que pueblan el género Z y cuya calidad literaria es cuanto menos cuestionable, conoce el oficio del escritor y sabe utilizar la lengua para contar historias interesantes. Carlos Sisi es, cosa rara en España, un autor que combina el género de la fantasía y el terror con una notable calidad literaria. 

En esta novela, el autor demuestra una gran cantidad de influencias muy variadas que se fusionan para dar lugar a una obra novedosa e interesante. El mundo devastado por la guerra y la estética de los mercenarios sarlab recuerdan poderosamente a “Mad Max” y su visión postapocalíptica de nuestro planeta. La Colonia tiene fuertes reminiscencias de “Fundación”, una de las sagas del maestro Asimov. Por último, la criatura atrapada en el planeta y liberada por el ataque de los sarlab es una entidad cósmica atemporal con la única vocación de devorar mundos y destruirlos, un monstruo que parece sacado de la mente de Lovecraft y sus mitos de Cthulhu. Como vemos, ciencia ficción clásica, cine de los ochenta y horror gótico desfilan por la mente de Carlos Sisi y dan lugar en “Panteón” a una obra que gustará a los amantes del género espacial.

El ritmo de la novela es extremadamente ágil. Con excepción de unas pocas páginas en las que se describe con brevedad la historia de la humanidad hasta llegar a la situación presentada en la trama, la novela es pura acción. No cae Carlos Sisi en la tentación de dedicar cientos de páginas a narrar, justificar y describir el universo por el creado; una tentación en la que muchos han caído, convirtiendo sus novelas en una especia de atlas geográfico y antropológico, árido y soporífero. Carlos Sisi dibuja su universo de fantasía con un par de pinceladas y deja que nos adentremos en él de la mano de los personajes. 

Por desgracia, este ritmo rápido y trepidante se convierte al mismo tiempo en uno de los principales lastres del libro, pues impide al autor perfilar a los personajes protagonistas con cierta profundidad. Maralda Tardes resulta más robótica que los diversos androides que aparecen en la novela: fría, mecánica, sin más motivación que cumplir su misión de forma pulcra y ordenada. Los dos protagonistas, Ferdinand y Malhereux resultan tan poco creíbles como chatarreros espaciales que se convierten en el punto más negativo de toda la obra. Como si de un único personaje desdoblado en dos se tratara, para el lector es imposible saber cuándo habla uno o lo hace el otro. Los dos poseen el mismo registro, las mismas reacciones. Sus características físicas básicas son tan semejantes que tampoco eso permite distinguirlos. Dos protagonistas desdibujados, planos y que resultan confusos para el lector. Pocas veces en una novela se consigue que los protagonistas resulten prescindibles; Carlos Sisi lo logra con Ferdinand y Malhereux. 

Sólo hay dos personajes en toda la novela que resultan destacables. Por un lado Bob, el robot centurión que sirve de ayuda a los protagonistas y que salva su vida en más de una ocasión. Bob, silencioso, sin una sola línea de texto, sin personalidad aparente, es el único de los protagonistas con el que llegamos a sentir una cierta empatía. Algo que o bien dice mucho de este personaje o bien dice poco del resto. 

En segundo lugar, el villano, el líder de los sarlab, Jebediah. Con su cuerpo modificado tecnológicamente hasta haber perdido todo atisbo de humanidad. Una máquina de matar despiadada e implacable a la que nos habría gustado conocer más a fondo. Como ya demostrara con el padre Isidro en la saga de “Los Caminantes”, Carlos Sisi confirma con Jebediah que posee una habilidad especial para construir personajes malignos. Casi tanta habilidad como la que le falta para construir protagonistas carismáticos. 

“Panteón” es, en definitiva, una novela que da lo que promete. Acción trepidante, disparos, monstruos, androides, naves espaciales y misterios insondables en lo profundo del espacio. Los amantes de la ciencia ficción sin grandes pretensiones filosóficas disfrutarán de una novela que fue galardonada en el año 2013 con el prestigioso Premio Minotauro. 

amazon