CONTACTA CON NOSOTROS

¿Tienes alguna duda acerca de alguna de nuestras secciones? ¿Sugerencias, ideas, quejas?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Tu opinión nos importa. 


Madrid
España

Un portal dedicado al terror en sus múltiples facetas. Literatura, cine, series, antropología, videojuegos... El mundo del terror a tus pies con sólo un clik.

Contenidos

Reseñas de libros, películas, videojuegos y series de terror. Artículos de historia, antropología y arqueología del miedo y el terror.

Election: La Noche de las Bestias

Nocturnis

election la noche de las bestias

Año: 2016

Director: James DeMonaco

País: Estados Unidos

Reparto: Elizabeth Mitchell, Frank Grillo, Mykelti Williamson, Edwin Hodge, Joseph Julian Soria.

Sinopsis: 

La tradición anual de la Purga resulta cada vez más polémica. La sospecha de que ésta fue creada con el objetivo de diezmar a la población más necesitada y enriquecer a las compañías de seguros, hace que cada vez menos norteamericanos apoyen la tradición. La senadora, que de adolescente sobrevivió a una Purga en la que murió toda su familia, lanza su candidatura a la presidencia con una promesa: acabar con esta costumbre. Sin embargo, los Nuevos Padres Fundadores tienen sus propios planes para la senadora. Tras aprobar que los altos cargos políticos también sean objetivos legales durante la Purga, deciden acabar con la vida de la senadora aprovechando la suspensión de las leyes durante doce horas.

Crítica:

“Election. La noche de las bestias” continúa en su argumento y en su estilo lo marcado por su antecesora: una espiral desatada de violencia y caos en la que se ven atrapados todos los habitantes de los Estados Unidos. Con unas interpretaciones planas y nada destacables y unas características técnicas que no aportan nada novedoso, todo el peso de la cinta recae en el guión, resultando una película interesante que puede leerse y disfrutarse a varios niveles.

El primer nivel en el que podemos ver la película es el del simple disfrute de las escenas de acción. Un aspecto éste que, si bien no defraudará a los amantes del género, resulta muy manido, y aprovecha poco las posibilidades del guión. Obligados por las normas del cine comercial, no hay apenas escenas de extrema violencia. Algunas quedan sugeridas desde lejos, entre brumas. Una guillotina hasta la que un grupo de hombres disfrazados arrastran a sus víctimas. Un árbol lleno de ahorcados colgando de sus ramas, en torno al cual baila un grupo de mujeres vestidas de banco. Hombres y mujeres atados a los capós de coches que viajan a toda velocidad. Ideas muchas de ellas tomadas de la estética de los cómics de “Crossed”, sin llegar a la crudeza de éstos, y que apenas ocupan espacio en la película a pesar de que son los elementos más interesantes de ésta.

Por desgracia, el guión se centra muy rápido en la cacería de la senadora por parte de los mercenarios neonazis contratados por los Nuevos Padres Fundadores y deja de lado este terror irracional y onírico. Un grave error, pues resulta mucho más aterrador un asesino sin motivación con el rostro cubierto por una máscara de animal que un grupo de mercenarios con tácticas de guerrilla que desentonan por completo del ambiente de la Purga. Basta poner un ejemplo: las dos adolescentes desquiciadas y vestidas en la más pura estética manga, dispuestas a arrasar la tienda de unos de los protagonistas resultan mucho más interesantes que el líder de los mercenarios que, al fin y al cabo, no es más que un soldado de élite detrás del cual no hay misterio alguno. Las dos adolescentes psicópatas desaparecen de la escena muy pronto, mientras que los mercenarios se convierten en los villanos recurrentes en toda la película. Desde este punto de vista, “Election” fracasa en su intento de ser una película de terror, se centra en los elementos menos interesantes y deja de lado aquéllos con más capacidad para despertar el miedo en el espectador.

El segundo nivel en el que podemos ver la película, el que hace que esta saga sea tan interesante como punto de partida, es el de la reflexión acerca de la esencia del ser humano. ¿Cómo actuamos en ausencia de leyes, cuando el Estado y su vigilancia desaparecen? ¿Qué ocurriría si nuestros actos no tuvieran consecuencias legales o judiciales? Estas preguntas, que se han hecho los filósofos desde siglos atrás, es en realidad lo que da sentido a muchas de las obras de ficción de los últimos tiempos. Ya sean zombis, ya sea una pandemia, ya sea una catástrofe natural lo que hace que colapsen las instituciones, el resultado es que el ser humano se ve empujado a enfrentarse con su propia naturaleza. La duda radica en si esta naturaleza es buena o mala. Naturalmente, este tipo de distopías se centran en la parte negativa del ser humano, y “Election” profundiza en este tema. Hay en esta tercera entrega de la saga, sin embargo, un mensaje moral subyacente que no estaba presente en las películas anteriores. Junto a los desalmados que aprovechan la Purga para sembrar el pánico y causar el mayor dolor posible, otros se dedican a ayudar a sus semejantes y luchan por cambiar las cosas. La moraleja va más allá, pues en esta película se concluye que la violencia sólo engendra violencia, y que son la democracia y los valores progresistas los únicos que pueden derrotar a esta naturaleza vil de algunos seres humanos. La Purga terminará, pero lo hará porque la democracia es un sistema que funciona y que no permite este tipo de aberraciones en su seno. Un mensaje tranquilizador para un público que abandona la sala de cine reconciliado con Estados Unidos y su sistema político, que en el fondo es el sistema político mundial. Un mensaje que, sin embargo, resulta forzado, edulcorado hasta la náusea. Una guinda poco digna para un pastel que merecía un mejor colofón.  

nocturnis