CONTACTA CON NOSOTROS

¿Tienes alguna duda acerca de alguna de nuestras secciones? ¿Sugerencias, ideas, quejas?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Tu opinión nos importa. 


Madrid
España

Un portal dedicado al terror en sus múltiples facetas. Literatura, cine, series, antropología, videojuegos... El mundo del terror a tus pies con sólo un clik.

Contenidos

Reseñas de libros, películas, videojuegos y series de terror. Artículos de historia, antropología y arqueología del miedo y el terror.

Apocalipsis, de Stephen King

Nocturnis

apocalipsis stephen king

SINOPSIS DE APOCALIPSIS

El escape de un virus creado en un laboratorio secreto de los Estados Unidos provoca una pandemia de gripe que acaba con casi la totalidad de la población. Sólo unos pocos resultan inmunes a la epidemia. Los supervivientes, aprendiendo a vivir en un mundo totalmente nuevo, comienzan a tener extraños sueños. Mientras unos sueñan con la madre Abigail, una anciana negra de carácter afable, otros lo hacen con Randall Flagg, un personaje oscuro y misterioso. Poco a poco, los supervivientes de Estados Unidos se reúnen en dos grupos. Uno, en torno a la madre Abigail, en la ciudad de Boulder, Colorado. Otro, con Randall Flagg, en Las Vegas. El enfrentamiento entre ambos resulta inevitable.  

CRÍTICA DE APOCALIPSIS

“Apocalipsis” es, sin duda alguna, la novela más ambiciosa jamás escrita por Stephen King. En extensión, es su obra más larga, superando ampliamente el millar de páginas en cualquiera de sus ediciones. De hecho, la primera edición de “Apocalipsis” apareció de forma mutilada, incompleta, ya que el editor que por aquel entonces tenía King consideró que era demasiado larga para publicarla de forma íntegra. Años después, y con una fama mundial y unas cifras de ventas que le permitían y aún hoy le permiten, publicar todo lo que considerase oportuno y como considerase oportuno, Stephen King volvió a editar la novela, pero esta vez añadiendo todo el material que se había visto obligado a suprimir. 

“Apocalipsis” es una novela completamente coral. Resulta imposible señalar un único protagonista. Resulta imposible incluso señalar tres, cuatro o cinco protagonistas indiscutibles. El mosaico de personajes es tan amplio que todos ellos aportan una parte fundamental de la historia. Esta multiplicidad de personajes, sin embargo, no implica que éstos, a nivel individual, resulten descuidados o faltos de profundidad. Salvo los que tienen un papel muy secundario, no hay en “Apocalipsis” personajes planos. Todos ellos tienen una historia, un desarrollo, una profunda motivación. En pocas novelas de Stephen King encontramos caracteres tan bien dibujados, tan coherentes y con tanta profundidad como en “Apocalipsis”. 

Aunque el propio King ha confesado en alguna ocasión que la influencia de Tolkien fue fundamental para concebir y desarrollar “Apocalipsis”, esta novela consigue ir mucho más allá de lo que “El Señor de los Anillos” logró nunca. Stephen King crea un mundo de fantasía, pero, a diferencia de Tolkien, es un mundo que está directamente enraizado en el real. “Apocalipsis”, como todas las distopías literarias, describe un mundo de fantasía que nos permite reflexionar acerca del nuestro propio. ¿Cómo reaccionaría la humanidad ante una catástrofe que hiciera caer todas las estructuras gubernamentales? ¿Qué parte de la esencia humana prevalece en ausencia de vigilancia, en ausencia de un legislador que se encargue de dar normas y obligar a su cumplimiento? Aunque la respuesta que ofrece Stephen King pueda parecer en apariencia maniquea y simplista, no lo es en absoluto. Es cierto que la novela se estructura en torno a dos figuras, la madre Abigail y Randall Flagg, que encarnan el bien y el mal. De este modo, los grupos que se reúnen con una y otro serían los representantes de la bondad y la perversidad. Una historia de buenos y malos como tantas otras. Pero King va mucho más allá de este esquema. Los que siguen a la madre Abigail tienen dudas, cometen errores y crímenes, no son en absoluto paladines del bien. Del mismo modo, los seguidores de Flagg no son los villanos de esencia malvada que encontramos, por ejemplo, en los orcos de Tolkien. Incluso entre los seguidores de Flagg hay buenas personas que han acabado en ese bando por simples avatares del destino. En el desenlace de la novela se aprecia a la perfección que ni los buenos son perfectos, ni los malos lo son por completo. El mensaje de esta evolución es sencillo: el alma humana, en ausencia de reglas, se muestra tan compleja y contradictoria como cuando está sometida a ellas. El ser humano es capaz de lo peor, como la creación artificial de un virus letal, y de lo mejor.

Un elemento que hay que destacar al analizar “Apocalipsis” es el personaje de Randall Flagg, uno de los mejores villanos que King ha concebido a lo largo de su trayectoria. Un ser atemporal, que viaja entre los mundos y las épocas llevando consigo la destrucción y el caos. Flagg apareció por primera vez en la novela “Los ojos del dragón”, bajo la forma de un malvado hechicero, y se ha convertido en un hito recurrente en diversas novelas de King como representación del mal. En “Apocalipsis”, Randall Flagg es uno de los protagonistas indiscutibles, una de las fuerzas que dan sentido a la historia. Sin embargo, como ocurre con algunos de los mejores personajes de Stephen King, para conocer a Randall Flagg en profundidad es necesario salir de los límites de “Apocalipsis” y leer al menos la saga de “La Torre Oscura”. 

Como elemento negativo, podemos señalar el desenlace de la novela, muy criticado por algunos por su aspecto forzado y poco creíble. El mismo King ha reconocido en muchas ocasiones que, cuando llevaba escrita más de la mitad de la novela, se encontró ante una situación de bloqueo. Sencillamente, no sabía cómo continuar con una historia que había crecido de forma monstruosa. Ese bloqueo se aprecia en el final de la novela. Un final que llega de forma abrupta, con la intervención de una divinidad, un deus ex-machina, que decanta la balanza del lado de los buenos tras el sacrificio de algunos de ellos. Como muchos críticos han señalado, este tipo de finales es bastante habitual en Stephen King, un autor magistral que en demasiadas ocasiones permite que sus novelas crezcan y se desarrollen de forma espectacular pero que se muestra incapaz de darles un final digno de sus brillantes tramas.   

A pesar de que el final pueda resultar decepcionante, “Apocalipsis” es una de las cumbres de la narrativa de Stephen King, y, por tanto, una obra de obligada lectura para los seguidores de este escritor. De hecho, estamos convencidos de que esta novela será con el tiempo reconocida entre las grandes narraciones de la literatura norteamericana del siglo XX. El paso de las décadas pondrá a King en el lugar que merece en el Olimpo de los escritores contemporáneos, y su novela “Apocalipsis” figurará entre sus lecturas imprescindibles.  

apocalipsis stephen king