CONTACTA CON NOSOTROS

¿Tienes alguna duda acerca de alguna de nuestras secciones? ¿Sugerencias, ideas, quejas?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Tu opinión nos importa. 


Madrid
España

Un portal dedicado al terror en sus múltiples facetas. Literatura, cine, series, antropología, videojuegos... El mundo del terror a tus pies con sólo un clik.

Contenidos

Reseñas de libros, películas, videojuegos y series de terror. Artículos de historia, antropología y arqueología del miedo y el terror.

¿Por qué pierde espectadores "The Walking Dead"?

Nocturnis

walking dead final.jpg

Desde hace algunos años, a audiencia de “The Walking Dead” se ha ido desplomando en todo el mundo de forma alarmante. Pese a que en algunos momentos la cantidad de espectadores que siguen la serie de zombis más famosa de todos los tiempos pareció remontar, la tendencia general continuó siendo a la baja, y ni los espectaculares finales de temporada, ni los nuevos personajes, ni las muertes más truculentas han podido remediar esta caída. ¿A qué se debe la pérdida de audiencia de “The Walking Dead”?

Sin duda, esta es una pregunta que los propios guionistas y productores llevan años haciéndose, sin ser capaces de encontrar una respuesta adecuada. Al mismo tiempo, con cada episodio somos muchos los que nos sorprendemos haciéndonos otra pregunta. ¿Por qué sigo viendo esta serie? Y cada vez son más los que tampoco encuentran respuesta a esto y sencillamente se bajan del barco.

Aquí ofrecemos algunas de las claves por las que la audiencia podría estar dando la espalda a “The Walking Dead”.

walking dead temporada.jpg

1- Demasiada tensión constante

La capacidad de los espectadores para sufrir tiene un límite. Hasta el apasionado más extremo del cine de terror o del gore necesitan descansar de vez en cuando de tanto sufrimiento. En resumen: todos necesitamos que los buenos ganen alguna vez. Es una norma no escrita de la ficción. Si vas a contar una historia en la que todo salga mal siempre, más te vale que sea corta, porque la audiencia no resistirá mucho tiempo. ¿Es posible que los espectadores de “The Walking Dead” se hayan cansado de que los planes de Rick y los suyos salgan mal casi por sistema? 

walking dead cancelado.png

2- Personajes que mueren antes de poder sentir empatía por ellos

Para sentir empatía con un personaje, la audiencia necesita tenerlo en pantalla durante un tiempo. Si sólo asoman la cabeza en unos pocos episodios, dicen un par de frases ingeniosas, interactúan con los protagonistas y mueren sin más, como guionista no puedes esperar que sintamos pena por ellos. en “The Walking Dead” hemos visto muertes épicas, sin duda, pero también algunas que nos han dejado fríos por el poco recorrido que han tenido sus protagonistas. ¿Quién sufrió al ver a Denisse con la flecha en el ojo? ¿Quién recordó al pobre Noah dos episodios después de su cruel muerte? La respuesta es nadie. Personajes desperdiciados, material desperdiciado y carnicerías gratuitas que acaban por cansar al espectador. 

walking dead aburrido.png

3- Episodios en los que no ocurre nada

Desde la segunda temporada los guionistas de “The Walking Dead” comenzaron a introducir demasiados episodios en los que sencillamente no ocurría nada de interés. Los personajes hablaban entre ellos, debatían profundos problemas éticos, se desplazaban unos kilómetros por una carretera, buscaban comida, mataban a un par de zombis… y regresaban al punto de partida. Por desgracia, la sensación de haber perdido el tiempo después de haber visto un episodio de esta serie ha ido creciendo a medida que la serie avanzaba. Y como todo tiene un límite, algunos espectadores se cansaron de ello. 

walking dead pocos zombis.jpg

4- Cada vez menos zombis en una serie de zombis

“The Walking Dead” empezó siendo una serie de zombis, con los muertos vivientes en el centro de cada trama. En la primera temporada incluso un caminante solitario podía constituir una amenaza para los supervivientes. Y no hablemos de las grandes masas de muertos vivientes que atestaban las ciudades y se movían en grandes rebaños… Los zombis eran un peligro, y eso los convertía en protagonistas de la acción.

¿Qué son los zombis en las últimas temporadas de “The Walking Dead”? Una simple excusa para reflexionar acerca de la maldad del ser humano  de cómo en ausencia de leyes todo se descompone y sacamos lo peor que llevamos dentro. Es cierto que el tema de “el hombre es un lobo para el hombre” es uno de los motivos de que la ficción zombi haya dado tanto juego en los últimos tiempos, pero si abusamos de esto y nos olvidamos de los muertos vivientes estaremos cometiendo un error. Al fin y al cabo, hay una parte del público que enciende la televisión para ver a los zombis acorralando a los supervivientes, y si no les das eso apagan y se marchan. Otro sector del público que “The Walking Dead” no ha sabido conservar.   

walking dead aburridos.jpg

5- Muchos juegos con el espectador

El cliffhanger con el que acabó la sexta temporada de “The Walking Dead” marcó un hito en la televisión, para bien y para mal. Para bien porque consiguió que una audiencia en franco descenso viera al menos el primer episodio de la séptima. Para mal porque cabreó a mucha gente durante varios meses. En general, se considera que el momento en el que Negan decide a quién matar con su bate Lucille fue un acierto de los guionistas y uno de los motivos por los que la audiencia no se desplomó del todo.

Pero, como hemos repetido muchas veces ya, todo tiene un límite. Un cliffhanger en un final de temporada tiene su eficacia. Un cliffhanger en cada mitad de temporada o incluso casi en cada episodio hace que el truco pierda su eficacia. Y en “The Walking Dead” han abusado de este recurso hasta la saciedad. 

walking dead audiencia.jpg

6- La pasión por los zombis parece estar desapareciendo

Reconozcámoslo, la moda de los zombis está pasando. Aunque desde que George A. Romero creó el moderno zombi siempre han existido aficionados a este género, la llegada de “The Walking Dead” a las pantallas de todo el mundo supuso un estallido de popularidad para los no muertos. Es cierto que no todo el mérito debe atribuirse a esta serie ni al cómic en el que se basa, pero desde luego le corresponde una parte importante. De la noche a la mañana, las carteleras de los cines se llenaron de películas de género Z, las editoriales crearon líneas especiales y publicaron novelas y relatos de zombis por doquier, algunos de ellos tan malos que resultan casi cómicos. Los muertos vivientes se pusieron de moda y quien más y quien menos consumía algún producto del género.

Pero como todas las modas, la pasión por los caminantes acabó por mitigarse y es hoy un pálido reflejo de lo que fue hace unos años. ¿Está pasando factura este cambio de tendencia a los espectadores de “The Walking Dead”?

walking dead pierde.jpg

7- Gran aumento de la competencia

Cuando “The Walking Dead” comenzó su andadura la pasión por las series de televisión estaba en la cresta de la ola. El fenómeno iniciado con “Perdidos” o “Prison Break” se extendía por el mundo de forma imparable, y cada vez eran más las productoras que se subían al carro de las series de gran formato e invertían en ellas. “The Walking Dead” llevó los zombis de Romero a las televisiones de todo el planeta, con un argumento que causó furor.

Pero la ola continuó creciendo, y surgieron nuevos fenómenos. Las smart-tvs, Netflix y el resto de plataformas audiovisuales, el uso de las tablets… Nuestra forma de consumir ficción en la televisión cambió de forma radical y la demanda de series aumentó exponencialmente. De la noche a la mañana el mercado se vio inundado de series de enorme calidad, con inversiones millonarias detrás, hasta el punto de que el verdadero aficionado hoy tiene serios problemas para mantenerse al día. ¿Cómo podían los zombis de “The Walking Dead” con un aumento semejante de la competencia? Lo hicieron, hasta cierto punto, pero por el camino se dejaron millones de espectadores que prefirieron dedicar su tiempo a otras series. 

walking dead espectadores.jpg

8- Desprecio al cómic original

Algunos, no muchos, de los espectadores originales de “The Walking Dead” conocían el cómic original de Robert Kirkman y llegaron a ella esperando encontrar una fiel adaptación a la pantalla de la historia que conocían en papel. Otros empezaron a ver la serie y se pasaron al cómic para conocer con más detalle y antelación lo que acontecía a los personajes más allá de lo visto en la pantalla. Unos y otros descubrieron con estupor y horror que los guionistas jugaban con el hilo argumental a placer, mataban a personajes y los dejaban sobrevivir a su libre albedrío, ahorraban escenas sangrientas, recortaban sexo y conflictos… Algunos aceptaron estos cambios como un inevitable peaje que había que pagar para ver una serie de calidad. Otros, sin embargo, salieron corriendo y no volvieron a sintonizar la AMC para ver la serie. De nada les sirvió que personajes como Daryl, que no existen en el cómic, o Carol, que es totalmente diferente, aportaran un valor a la versión televisiva del que carecía la versión en papel. Sencillamente, dejaron de ver la serie. 

walking dead pierde audiencia.jpg

9- Hilos argumentales demasiado largos

En “The Walking Dead” los hilos argumentales son terriblemente largos. Por centrarnos en las últimas temporadas, desde que los Salvadores hacen su primera aparición hasta que por fin podemos ver a Negan, su líder, pasan decenas de tediosos e insufribles episodios, más de lo que cualquier mente interesada puede aguantar. El enfrentamiento con Negan se ha hecho largo, muy largo, hasta el punto de que más de uno ya suplica por que acabe de la forma que sea con tal de que la serie avance hacia algo nuevo. Muchos se han cansado de esperar que Rick y Negan se enfrenten de una vez en la prometida y nunca cumplida batalla final y han decidido dejar de ver la serie. No se les puede reprochar no haber tenido paciencia. 

walking dead finales.jpg

10- Una serie demasiado larga

Llevando al extremo el argumento anterior, hay quien opina que “The Walking Dead” es una serie demasiado larga. Cualquier producto de ficción languidece si se alarga demasiado, y sólo los que tienen una enorme calidad o una calidad tan baja que es imposible que empeore mantienen el tipo. ¿Ha llegado el momento de que Rick Grimes cuelgue las botas y nos olvidemos de esta serie de zombis? Aunque muchos así lo piensen, los productores no comparten la opinión, pues su intención es mantener en pantalla la historia de Robert Kirkman tanto tiempo como sea posible. Aun a costa de perder centenares de miles de espectadores en cada temporada.